kumbaworld
Como Quiere Tu Abuelita
Marea
Voy a besarte como quiere tu abuelita,
las manos quietas tiernamente en la mejilla,
y en mi chabolita romperme la voz ,
aullando una historia de amor,
buscando tu estrella no encontré ninguna,
folle con la luna en tu honor.
Voy a besarte como quiere tu abuelita,
las manos quietas tiernamente en la mejilla,
y en mi chabolita romperme la voz ,
aullando una historia de amor,
buscando tu estrella no encontré ninguna,
y folle con la luna en tu honor.
voy a embriagarme con tu piel y con tu cara,
ni marranás ni revolcones a la brava,
ni besos con lengua ni noches de alcohol,
ni abrirse de piernas en cada rincón,
partirse en canal,
poner corazón para dos.
quieres llevarme de la mano hasta tu casa,
vas a arrancarme antes de que despunte el alba,
hincar mis rodillas, coger una flor,
jurar por mis muertos que no he sido yo,
el que hace que la luna llore cuando entra en tu cuarto
y aparece el sol,
si logro destapar el tarro de su esencia,
me han dicho que huele a jazmín,
voy a partirme el cuello diciendo que sí,
antes que se dé cuenta que el mío no es ná,
que huele a miseria y a barra de bar,
tu tranquila, yo vigilo, quién me mandaría meterme en
tu nido, y en un descuido me tira y dice que he caido,
y yo que me empeño en perder batalla tras batalla
y otros que creyeron tenerla ganada
les pego de lleno el fuego de metralla
dejando en su piel corazones en llamas,
otros se condenan a dedicar versos a
aquellas que les dieron fuego por dentro
yo esperaré cuando legue el momento
no echarte de menos,
es tan sencillo hacerme feliz,
que me de el aire en la cara,
que suene la guitarra del Kolibrí,
bailar de madrugada si me da la puta gana,
que suene la puerta y pregunten por mi,
tus manos abiertas, despegar los labios,
verte sonreir, ...a ti.
Voy a besarte como quiere tu abuelita,
las manos quietas tiernamente en la mejilla,
y en mi chabolita romperme la voz ,
aullando una historia de amor,
buscando tu estrella no encontré ninguna,
y folle con la luna en tu honor.
voy a embriagarme con tu piel y con tu cara,
ni marranás ni revolcones a la brava,
ni besos con lengua ni noches de alcohol,
ni abrirse de piernas en cada rincón,
partirse en canal,
poner corazón para dos.
quieres llevarme de la mano hasta tu casa,
vas a arrancarme antes de que despunte el alba,
hincar mis rodillas, coger una flor,
jurar por mis muertos que no he sido yo,
el que hace que la luna llore cuando entra en tu cuarto
y aparece el sol,
si logro destapar el tarro de su esencia,
me han dicho que huele a jazmín,
voy a partirme el cuello diciendo que sí,
antes que se dé cuenta que el mío no es ná,
que huele a miseria y a barra de bar,
tu tranquila, yo vigilo, quién me mandaría meterme en
tu nido, y en un descuido me tira y dice que he caido,
y yo que me empeño en perder batalla tras batalla
y otros que creyeron tenerla ganada
les pego de lleno el fuego de metralla
dejando en su piel corazones en llamas,
otros se condenan a dedicar versos a
aquellas que les dieron fuego por dentro
yo esperaré cuando legue el momento
no echarte de menos,
es tan sencillo hacerme feliz,
que me de el aire en la cara,
que suene la guitarra del Kolibrí,
bailar de madrugada si me da la puta gana,
que suene la puerta y pregunten por mi,
tus manos abiertas, despegar los labios,
verte sonreir, ...a ti.
Voy a embriagarme con tu piel y con tu cara,
ni marranás ni revolcones a la brava,
ni besos con lengua ni noches de alcohol,
ni abrirse de piernas en cada rincón,
partirse en canal,
poner corazón para dos.
Quieres llevarme de la mano hasta tu casa,
vas a amararme antes de que despunte el alba,
hincar mis rodillas, coger una flor,
jurar por mis muertos que no he sido yo,
el que hace que la luna llore cuando entra en tu cuarto y aparece el sol,
si logro destapar el tarro de su esencia,
me han dicho que huele a jazmín,
voy a partirme el cuello diciendo que sí,
antes que se dé cuenta que el mío no es ná,
que huele a miseria y a barra de bar,
tu tranquila, yo vigilo, quién me mandaría meterme en tu nido,
y en un descuido me tira y dice que he caido,
y yo que me empeño en perder batalla tras batalla
y otros que creyeron tenerla ganada
les pego de lleno el fuego de metralla
dejando en su piel corazones en llamas,
otros se condenan a dedicar versos a
aquellas que les dieron fuego por dentro
yo esperaré cuando llegue el momento
no echarte de menos,
es tan sencillo hacerme feliz,
que me de el aire en la cara,
que suene la guitarra del Kolibrí,
bailar de madrugada si me da la puta gana,
que suene la puerta y pregunten por mi,
tus manos abiertas, despegar los labios,
verte sonreir, ...a ti.