kumbaworld
La rubia perfecta
Canteca de Macao
Eres tú, eres tú la chica con la que soñé.
Eres tú, eres tú, eres tú, eres tú a la que siempre forniqué.
Eres tú, eres tú, la chica con la que flipé.
Eres tú, eres tú y esta vez yo... lo sé.

Sus cálidas rastas se acercan a mí,
esos ojos azules, boquita de alcohol,
la rubia perfecta de mi corazón.
Sus pechos rosados me ponen a mil,
su culo bonito, empetado con un tanga rojo
que empieza en las piernas,
que sube, que baja, que viene, que va,
que cato un poco tus piernas y pam!

Eres tú, eres tú la chica con la que soñé.
Eres tú, eres tú, eres tú, eres tú a la que siempre forniqué.
Eres tú, eres tú, la chica con la que flipé.
Eres tú, eres tú y esta vez yo lo sé.

Pasaron los días y ya te caté.
Y lo que tú fuiste, nena, me dejó de poner.

Y ahora me quedo con otra mujer
que tenga más pecho, más culo, más rastas,
y sin pelo en la piel.

No eres tú no eres tú la chica con la que soñé.
No eres tú, no eres tú, no eres tú no eres tú a la que siempre forniqué.
No eres tú, no eres tú, la chica con la que flipé.
No eres tú, no eres tú y esta vez yo lo sé.

Ese pelo dorado ya no me supo convencer.
Esos ojos azules, lentillas de palo una ilusión.
La boquita de alcohol parecía un garrafón,
la rubia imperfecta de mi corazón.

Así que amiguito que sepas que nada es perfecto,
que hay peces que vienen, que peces que van,
que peces que cato, q pesco, q tiro, y q todos luego
vuelven al mar? se van, se van, se van.

No eres tú no eres tú la chica con la que soñé.
No eres tú, no eres tú, no eres tú no eres tú a la que siempre forniqué.
No eres tú, no eres tú, la chica con la que flipé.
No eres tú, no eres tú y esta vez yo lo sé.