kumbaworld
El beso de Gioconda
El tercer hombre
Entré en el Louvre sin pagar
con mi linterna y mi antifaz
Me deslicé por el gran salón
Pasé del siglo XX al XVI
Y ella estaba ahí, esperándome
Con su sonrisa eterna...

Su piel de tela inmortal
Su rostro dulce y su mirada sensual
Me hipnotizó, no pude oír
Los pasos de gendarmes tras de mi
Gritaron al ladrón yo me giré
Si yo solo quería

Una ración de intimidad...
Tan solo un beso y nada mas...

Y ella sigue ahí, pensando que
Tan solo obtuvo el beso de un pincel...
Y encerrado aquí, en mi celda gris
Yo pinto su sonrisa en la pared

Su sonrisa, su sonrisa...